Metodologías de topografía en la construcción

Para una georreferenciación implementada con un sistema de posicionamiento global es muy importante tener en cuenta los errores accidentales que puedan ocurrir como pueden ser las pérdidas de ciclo o la multitrayectoria. Que dispositivos bifrecuencia eliminen los errores de retardo que produce la ionosfera o que los métodos diferenciales eliminen el error de posicionamiento a niveles subcentimétricos no es suficiente para garantizar un buen trabajo.
Para eliminar estos errores que dependen de nuestra forma de operar es necesario llevar a cabo los trabajos de una forma idónea. Para este caso, escoger los lugares óptimos para la adquisición de coordenadas o realizar varias medidas en distintos momentos de tiempo para evitar problemas por dispersión satelital es un buen ejemplo.
Para una medición de niveles con un nivel digital que elimina el error de lectura con respecto a otros instrumentos es necesario garantizar la verticalidad de la mira o regla.
Para un replanteo en obra con estación total un correcto método de adquisición de coordenadas es vital para garantizar una precisión óptima.
Intersecciones inversas con una buena cantidad y distribución de puntos u orientaciones a acimutes conocidos evitando al máximo errores de dirección, que vendrían a ser garantizar que el eje vertical del aparato esté propiamente situado sobre un punto de coordenadas conocidas son otros de los ejemplos que se podrían exponer.
Trabajar dentro de los puntos de control o desde unas bases bien establecidas también se podrían presentar como metodologías óptimas de trabajo topográfico.

[Volver]